Guasca Fotografica Fotografiada

CERRAR VER INFO

18 Ago 2010 in Noticias

Autor : ArtsCollegium

400 fotografías enviadas por los participantes de la Toma Fotográfica de Guasca del 18 de Julio fueron exhibidas en la calle principal creando un espacio de auto-reconocimiento y reconocimiento del amigo, del vecino, del conocido, del lugar o del paisaje, del objeto viejo u olvidado, de la circunstancia o la vivencia plasmada en cada foto. El resplandeciente sol de Agosto, enamorado de Siecha, la Diosa de las Lagunas Sagradas, tempranamente hizo su presencia en el firmamento de Guasca, cuna del famoso fotógrafo-reportero Luis B. Ramos.

Animado por sus calurosos rayos, un alegre grupo conformado por jóvenes y mayores también jóvenes, inicia una extraña actividad en la calle Aguascalientes, aledaña al atrio de la Iglesia Mayor: tienden cable de alambre dulce entre los postes de los faroles, lo ajustan y templan, cuelgan pequeños ganchos, y poco a poco, van llenando la calle de color.Las fotos van apareciendo, y con ellas, los personajes de Guasca. Los vecinos: Don Luis, Don Anselmo, Doña Pastora; los amigos: Pedro, José y Ricardo; los compadres: Don Rafael y Don Carlos; los niños: Daniela, Angie, Jefferson, … Doña Susana en el mercado; Don Tomás siguiéndole el paso a los borrachitos, la familia chupando helados en la banca del parque, los entusiastas vendedores del mercado campesino, Don Jorge esperando, esperando … hasta el mismo señor Alcalde Jorge Rodríguez quedó expuesto.

También aparecieron los lugares y sitios tradicionales, famosos o curiosos: la Iglesia en sus diferentes tomas, las cuales motivaron a Doña Luisa a tomarse fotos al lado de cada una de ellas; el Club Social, la puerta cerrada con piedras en el Restaurante, la puerta de Merkaguasca, la puerta cerrada del Cementerio, el Instituto Técnico Comercial, el Polideportivo, la Fiscalía, Guasca Town, el recinto del Consejo, ….

Los paisajes veredales, los frailejones, las cascadas, las lagunas sagradas, la más rica variedad de plantas y flores, los perros perezosos, los perros labradores ladradores, los perros revoltosos, los gallos musculosos, los caballos ojerones también fueron inspiradores de los fotógrafos, al igual que los objetos viejos, olvidados, y las más curiosas circunstancias o
vivencias.

Todo el pueblo acudió a presenciar el inusual espectáculo, sin prisa, con entusiasmo, sin carros invasores en esta calle temporalmente convertida en paseo peatonal. Varios de los fotógrafos gestores de esta actividad se hicieron presentes: Doris, Gustavo, Alvaro, Emilio, Julián, Nicolás, para sorprenderse gratamente por los efectos que los clicks de sus cámaras en esta población.
JIV

Comentar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *